Search Results: ''

Search

×
×
×
×
3 results for ""
MI DIOS Y MI TODO San Francesco y Asís By Manuel I. Fernández Muñoz
eBook (PDF): $6.09
Download immediately.
“Vengo a ti porque me quieres, porque tu casa es humilde y tú eres sencillo y bueno. Acudo a tu llamada porque me has entregado tu corazón. Yo no recibo a los ricos. A los... More > poderosos los despido con las manos vacías. Me he entregado a los pobres, a los hambrientos, a los mansos, a los limpios de corazón, a los que han creído sin ver, a los que sufren persecución por la justicia a causa de mi nombre, a los que trabajan por la paz. En sus corazones habito. Dios me los ha entregado y son míos. Yo conduciré mi rebaño hasta un lugar mejor, pues soy el Buen Pastor, y el Buen Pastor da la vida por sus ovejas. Ahora ven, amigo mío, sigue mi voz.”< Less
Mi Dios y Mi Todo. San Francesco y Asís By Manuel I. Fernández Muñoz
Paperback: $10.86
Ships in 3-5 business days.
“Vengo a ti porque me quieres, porque tu casa es humilde y tú eres sencillo y bueno. Acudo a tu llamada porque me has entregado tu corazón. Yo no recibo a los ricos. A los... More > poderosos los despido con las manos vacías. Me he entregado a los pobres, a los hambrientos, a los mansos, a los limpios de corazón, a los que han creído sin ver, a los que sufren persecución por la justicia a causa de mi nombre, a los que trabajan por la paz. En sus corazones habito. Dios me los ha entregado y son míos. Yo conduciré mi rebaño hasta un lugar mejor, pues soy el Buen Pastor, y el Buen Pastor da la vida por sus ovejas. Ahora ven, amigo mío, sigue mi voz.”< Less
LOS HIJOS DEL INSTANTE Manual de Meditación Libre By Manuel I. Fernández Muñoz
Paperback: $21.74
Ships in 3-5 business days.
El ser humano suele tener unos noventa mil latidos al día. De ellos, sólo uno guarda el Secreto del Corazón y da acceso a lo No-Visto. Ese pálpito suele pasar... More > desapercibido para quienes no son conscientes de su existencia, no obstante el sufi lo busca con anhelo pues sabe que es un puente hacia la Realidad Divina. Así, pasa la mayor parte del tiempo mirando en su interior, preparándose para reconocerlo cuando emerja, olvidando los trajines del mundo que nos separan de la búsqueda de la trascendencia. Muchos seres afortunados, al descubrirlo, alcanzaron la Iluminación, pues ese latido se hizo eterno y ya no dejaron jamás de sentirlo.< Less